Asegurar la continuidad en la conservación del patrimonio
| Contáctenos  |





Asegurar la continuidad en la conservación del patrimonio

Auspiciado por el proyecto de cooperación GEPAC (Fase II) entre la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y la Agencia Suiza de Cooperación al Desarrollo (GEPAC), durante tres días sesiona en La Habana Vieja el Cuarto Encuentro de la Red de Escuelas Taller de Cuba, con la asistencia de representantes de los centros que forman jóvenes en los oficios de la restauración en las ciudades patrimoniales del país.

Al dejar inaugurada la reunión de la Red de Escuelas Taller que se celebra en el Centro Histórico habanero, la secretaria ejecutiva de la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, la arquitecta Patricia Rodríguez, significó que sin las escuelas taller no existiría la restauración, ni trabajo social “esos centros, dijo, son una fortaleza que rescatan la tradición y forman a los jóvenes a favor de la rehabilitación del patrimonio”.

La también directora del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana orientó que las escuelas taller no pueden faltar en las nuevas oficinas del historiador y el conservador pues resultan imprescindibles para la recuperación las ciudades patrimoniales, al tiempo que llamó a reforzar la unión entre todos los centros de ese tipo para incrementar la capacidad de recibir recursos y fomentar la capacitación.

Presente en el encuentro, Sandra Domínguez, secretaria ejecutiva de la Red de Escuelas Taller de América Latina y el Caribe, opina que el encuentro representa aprendizaje y marca hitos para estrechar lazos entre la red existente en Cuba con ese órgano adonde pertenecen 52 escuelas de trece países, el cual tiene como premisa fomentar procesos formativos en la región para insertar a los jóvenes de manera digna en contextos deprimidos social y económicamente.

Los resultados de las escuelas taller de La Habana, Camagüey, Trinidad y Cienfuegos, pertenecientes a las oficinas del historiador y del conservador de las ciudades patrimoniales cubanas fueron expuestos por sus directores durante la segunda jornada del Cuarto Encuentro de la Red de Escuelas Taller.
Profesores y estudiantes de la habanera “Gaspar Melchor de Jovellanos” han liderado trabajos de restauración en diversos objetos de obra del Capitolio, la reconstrucción de las garitas del castillo de Atarés, y en las iglesias ortodoxa rusa y ortodoxa griega, entre muchos otros.

Entre las obras más sobresalientes de la Escuela de Oficios “Francisco Sánchez Betancourt”, de Camagüey, surgida en 1997, se hallan viviendas tradicionales situadas en la zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, elementos vinculados con la Plaza de la Revolución Ignacio Agramonte, el Centro de Convenciones Santa Cecilia y la Casa de la Diversidad Cultural.

La Escuela de Oficios de Restauración de Trinidad “Fernando Aguado y Rico” ha reforzado su labor en el mantenimiento y conservación de los monumentos históricos como el dedicado a Manuel Ascunce Domenech y Pedro Lantigua, donde se celebran las graduaciones de las escuelas pedagógicas de la localidad. Además, acomete numerosos trabajos en inmuebles trinitarios y del Valle de los Ingenios.
Con 198 jóvenes graduados, la escuela taller cienfueguera “Joseph Tantete Dubruiller”, calificada de referencia, se sumó a la celebración por el bicentenario de la urbe en abril último. De esa manera fue loable su actuación en la rehabilitación del Palacio Leblanc, nuevo centro cultural en la conocida como Perla del Sur, realizó exposiciones de especialidades como yeso, hierro, cerámica, y carpintería; y deleitó a los visitantes con la alfombra floral extendida en la fundacional Plaza de Armas, devenida parque Martí.

Con el objetivo de formar a jóvenes en los oficios de la restauración y garantizar la continuidad de las técnicas tradicionales de construcción en las ciudades donde hoy se crean oficinas que gestionarán la rehabilitación del patrimonio se prevé la fundación de escuelas de ese tipo en Baracoa, Bayamo, Sancti Spíritus, Remedios, Matanzas y Viñales, cuyos representantes expusieron ideas en el taller para materializar dichas acciones.

En las tardes, los asistentes a la reunión de escuelas taller visitaron las obras del Capitolio de La Habana y del Castillo de Atarés, donde laboran estudiantes de la Escuela Taller de La Habana, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad.









Todos los derechos reservados © copyright 1994 - 2021, Plan Maestro
Oficina del Historiador de La Habana