La Bahía de La Habana en el siglo XXI
| Contáctenos  |





La Bahía de La Habana en el siglo XXI

En el siglo XXI La Habana vuelve su mirada, con insistencia, a un sitio al que mucho le debe: su bahía. La ciudad comprende que, apostando por la regeneración multidimensional de ese entorno de fundación, de ida y vuelta, de desarrollo… pagará una deuda que mucho agradecerán la población local y los visitantes.      

Con los antecedentes a la mano del título de Zona de Protección de la República de Cuba, y de planes de ordenamiento urbano, de manejo del paisaje cultural, de acción medioambiental, el Plan Maestro de la Oficina del Historiador construyó, junto a otras instituciones y sectores de la ciudadanía, el megaproyecto urbano: Plan Perspectivo de Desarrollo de la Bahía de La Habana (PPD BH), en categoría de Avance y con visión al 2030.

La directora de la entidad, la Dra. Arq. Patricia Rodríguez, asegura que es un documento muy sólido, “con carácter orientativo y pedagógico donde se fundamentan las propuestas y del cual debemos sentirnos orgullosos”.

Según su diseño es “una guía metodológica conceptual para el  desarrollo integral a partir de los ámbitos institucional y ciudadano, y del ordenamiento territorial, ambos funcionan como vasos comunicantes y entre ellos se establecen las políticas y las premisas que tributan al área”, explica Kiovet Álvarez, subdirector del Plan Maestro.

En tanto resalta la novedad del instrumento: “aparecen conceptos como el urbanismo ecosistémico con componentes relevantes a partir del metabolismo urbano, de la visión del espacio público y del ciudadano como usuario principal, de la movilidad sostenible donde se intentan buscar formas para los desplazamientos que reduzca el consumo de energía de combustibles fósiles y priorice el movimiento peatonal, el uso de la bicicleta, el uso de transporte colectivo”.

Otros elementos tenidos en cuenta en el estudio del PPD BH asociados a esos temas se relacionan “con el consumo energético, el destino del agua de lluvia, de las aguas residuales, de las aguas negras, cómo tener edificios inteligentes que aprovechen la posición geográfica del trópico e insular, así como las brisas, las autosombras, o sea, que emplee un grupo de conceptos relevantes a favor de la ganancia térmica de los edificios”, apunta el experto y añade que el plan termina con la propuesta de un grupo de acciones para la protección del patrimonio industrial, inmaterial, medioambiental, y otros tipos de valores que hoy están en peligro de perderse.  

En tanto la propuesta es una transformación innovadora, el reto principal del Plan Perspectivo de Desarrollo de la Bahía de La Habana está en el uso adecuado que de él hagan los gobiernos locales de los municipios aledaños, en sus procesos respectivos de ordenamiento urbano y de construcción de las estrategias de desarrollo local.









Todos los derechos reservados © copyright 1994 - 2021, Plan Maestro
Oficina del Historiador de La Habana