Malecón Tradicional
 
| Contáctenos  |




Malecón Tradicional

 
 

Categoría patrimonial: Zona de Protección

Inclusión en la Zona Priorizada para la Conservación:

 Decreto-Ley 216 del Consejo de Estado.


Localización

Se trata de una franja de unos 1 500 metros que corre a lo largo de la avenida Malecón y la calle San Lázaro, desde Prado (límite con el centro histórico) hasta el entorno del Parque Maceo. El Malecón “Tradicional” constituye el tramo inicial del extenso frente costero, de casi 7 Km., que va desde la Avenida del Puerto hasta el río Almendares. Comprende parte de los Consejos Populares de Colón, Dragones y Cayo Hueso, en el municipio Centro Habana.


Indicadores urbanísticos seleccionados

Superficie: 11,5 hectáreas. Neta: 5,3 viario: 6,2.
Total de Parcelas: 196.
Total de Edificios: 174.
Edificios con vivienda: 164.
Viviendas: 1476.
Población: 5363 habitantes.


Síntesis histórica

Desde mediados del siglo XVIII el litoral ejerció gran atracción sobre los habaneros, que convirtieron la zona en lugar de ocio y esparcimiento. En el siglo XIX se levantaron las primeras construcciones en el camino entre La Punta y el Torreón de San Lázaro, conocido como Calzada Ancha del Norte o de San Lázaro, pues conducía a la caleta de ese nombre. Hacia 1830 acogía a un número creciente de bañistas, y desde 1859 el ferrocarril inició su recorrido a lo largo de la línea de la costa, hasta el río Almendares.

Hacia fines de siglo, sin embargo, se estableció el carácter público de la costa, y con ello la prohibición de construir junto a ella. Correspondería al gobierno interventor norteamericano la construcción del Malecón o Avenida del Golfo, siendo el primer tramo, entre Prado y Crespo, concluido en 1902, año en que se inauguró también el famoso Hotel Miramar. Desde entonces, los terrenos residuales entre la vía y los viejos edificios fueron comprados para ampliar o levantar nuevas edificaciones. En 1903 se fijaron las nuevas alineaciones y la exigencia de construir portal público.

La nueva avenida se fue convirtiendo en lugar de desfiles, eventos deportivos y, sobre todo, en espacio del Carnaval. En 1919, el Malecón se había extendido hasta Belascoaín y en el sitio de la antigua Batería de la Reina se levantó el parque y monumento a Antonio Maceo, mientras surgían a lo largo de la avenida una serie de edificaciones dedicadas a hoteles, cafés y clubes sociales.

Para 1921 ya alcanzaba la calle 23. Con el auge del automóvil, el Malecón reforzó su carácter de vía rápida y enlace entre el oeste y centro de la ciudad, que cobraría fuerza en la década del 50 con la construcción de túneles que vinculaban con las nuevas zonas de expansión, al oeste del río Almendares y al este de la bahía. Así, el Malecón se iba a convertir definitivamente en eje de circulación rápida vehicular.

En 1996 se inició en el “Malecón Tradicional” un arduo proceso de rescate del fondo edificado, una y otra vez afectado por fenómenos climatológicos, y los proyectos para recuperar una imagen urbana y las funciones que, por su ubicación privilegiada, merece.


Morfología urbana

El sector está marcado por la fuerte presencia del paseo y vía del Malecón, con su sección de 30.00 m. de ancho, que articula la movilidad de la ciudad en sentido este-oeste. Las manzanas hacia Malecón son en general cortas, atravesadas por calles estrechas, que aumenta en las sendas principales, Galiano y Belascoaín. Las parcelas con frente y fondo variable, en su mayoría con una fachada, aunque muchas poseen acceso por ambas calles (Malecón y San Lázaro). Hay un predominio de la medianería, así como patios estrechos y patinejos para la ventilación e iluminación. Hacia Malecón destaca el amplio portal corrido de uso público.


Espacios públicos principales

Parque Maceo, Malecón, Belascoaín, San Lázaro y Marina.


Patrimonio edificado

El perfil urbano destaca por la coexistencia de edificios de dos y tres plantas de altos puntales, de sobria influencia ecléctica, con edificios altos de apartamentos, en su mayoría con códigos modernos. Destaca la verticalidad de las fachadas, atravesadas por balcones corridos, aleros y cornisas. Responden por lo general al esquema de planta alargada, con sucesión de locales y azotea plana. Algunos edificios cuentan con sótano. En su mayor parte fueron construidos antes de l920, usando sistemas constructivos de muros de carga. Muchos se encuentran en avanzado estado de deterioro, por su antigüedad, su cercanía al mar y la falta de mantenimiento.


Edificios más importantes

Civiles: Malecón 17, conocido como “Las Cariátides”, por las figuras en fachada (en realidad Atlantes, pues son figuras masculinas).

Religiosos: (en su entorno) Iglesia y Convento de la Inmaculada.

Militares: Torreón de San Lázaro.

Domésticos: Malecón 11-13-15, Malecón 31, Malecón 105, Malecón 111, Malecón 207, Malecón 507-509-511, Malecón 609.

Industriales: Blanco 61, Antigua estación eléctrica de tranvías.

Actividades principales

A pesar de su fuerte centralidad, hay un predominio de viviendas, con densidades similares a las de los barrios colindantes. Unos pocos edificios se destinan a oficinas, sociedades, talleres, almacenes, así como equipamiento social (policlínico, escuela secundaria, pequeños comercios, óptica), sobre todo hacia la calle San Lázaro. Destaca por su función y perfil urbano el hotel Deauville. Algunas parcelas libres, resultado de la demolición de viejos edificios, se destinan a áreas de estar y cafeterías.

Instituciones culturales

Centro Hispanoamericano de Cultura.

Tradición

Julio-Agosto: Carnaval.









Todos los derechos reservados © copyright 1994 - 2017, Plan Maestro
Oficina del Historiador de La Habana